martes, enero 01, 2008

El texto de tu vida..

Salvo algunas excepciones, gente rara como yo misma, todo el mundo vive hoy pendiente y dependiente de su teléfono móvil. Se han creido una de tantas mentiras; que así se comunican más y mejor. Se olvida lo que de verdad es la comunicación, acto que tiene que ver con la voluntad y el gesto..
Algo parecido ocurre con la información; hablamos mucho y no decimos casi nada. Y sometidos permanentemente a un latigazo informativo, en realidad es despreciable lo que sabemos. La publicidad se ha convertido en nuestro "libro de las horas", crecida, agigantada, se expande sin cesar, invade hasta el lugar más escondido. Si creemos que para comunicarnos necesitamos el móvil, con cuanta más razón precisaríamos de una lupa para entender nuestra existencia...
En la letra pequeña se esconde lo que importa, aquello que avergonzado de si mismo, no se atreve a mostrarse al natural. Las instrucciones para vivir, al margen de ser escritas en un montón de lenguas, se encogen a propósito para que nadie se tome la molestia de averiguar que dicen. Los manuales de nuestras adquisiciones de ninguna forma nos aportan comodidad; al contrario: perdemos un tiempo precioso en descifrar como funcionan las cosas, y, cuando lo hemos logrado, generalmente ya no funcionan.. su vida ha caducado.
Por no hablar de todas las veces que firmamos documentos que no hemos leído. Sucede con la mayoría de los contratos, laborales o de otro tipo, con los créditos, las compras a plazos, los seguros, los compromisos ante notario. Hay una visión enorme y engañosa y otra diminuta y abusiva. Y las aceptamos con igual docilidad, sin preguntarnos que se oculta tras la letra grande ni que se enreda en la pequeñita..

Cuando usas el móvil en tus... necesidades cotidianas:
¿qué precauciones tomas para no ser escuchado por quien escribe el texto de tu vida?


17 Comments:

At 10:51 p. m., Blogger Nut said...

Oir sin escuchar, ver sin mirar, hablar sin decir nada, comer sin degustar, leer sin entender (o ni leer!), vivir sin amar... hacia dónde vamos?

 
At 12:15 a. m., Blogger digler said...

esa parece ser una triste constante en el mundo

la tecnología te permite charlar con una persona que está a miles de kilometrosde ti, pero cada vez se dificulta comunicarte con quienes están a tu lado

 
At 5:11 a. m., Blogger cieloazzul said...

Es una triste realidad, si..
aunque el problema de la comunicación no mejorará mientras sigamos codificando las ideas y el lenguaje como si de teclas se tratara...:)
Feliz 2008 querida amiga!!!

 
At 11:01 a. m., Blogger el_Vania said...

De todas formas, lo extraño es que las cosas no estén peor.
Hay gente dañada, gente autómata, gente que consume, gente que muere, gente que la matan.
Alguien oscuro y sombrío mueve los hilos en la penumbra, o tras un sol a contraluz.
Por eso nadie atiende.
Por eso nada es lo que parece.
Pero lo que peor les sabe es que en lo más hondo del alma, reside el espíritu humano.
Y les jode no podernoslo arrebatar del todo.
Salud/OS!
PD: Joder, me ha gustado tanto este "reply" que lo voy a convertir en "post".
Besos, Azzu.

 
At 11:37 a. m., Blogger modes amestoy said...

bello canto a la comunicación verdadera y profunda, la que emana de la necesidad del alma.
Un abrazo hasta esas islas.

 
At 1:58 p. m., Blogger Nacho said...

Hoy también hablé de teléfonos móviles, Azzu.

Un besorrio.

 
At 5:47 p. m., Blogger De cenizas said...

Al nacer aceptamos mucha "letra pequeña" que, si la leyéramos(si supiéramos y nos lo permitieran), seguro que nos volvíamos oara adentro.


besos

 
At 6:51 p. m., Blogger juan rafael said...

La letra pequeña de los contratos yo creo que siempre se ha hecho para preservar la naturaleza, ecologistas que son las empresas.

 
At 11:50 a. m., Blogger fgiucich said...

Totalmente de acuerdo contigo. Abrazos.

 
At 6:20 p. m., Blogger Sol said...

a mi el móvil ya me ha costado una multa de tráfico, fué el causante de ella aunque no me multaron por él, lo cual me llevó a pensar sobre el tema y, llegando a las mismas conclusiones que tú, decidí apagarlo cada vez que subo al coche. Le he cogido tanta manía que en casa se me pierde, no me comunico con él, sólo sirve para que me pidan cosas... passssooooo!!! es "trabajo".

la comunicación auténtica exige más esfuerzo y cada vez menos gente está dispuesta a esforzarse.

besos mil

 
At 6:57 a. m., Blogger Clarice Baricco said...

Sabes, yo empiezo a odiar el celular. Y eso de los mensajitos también. Es muy interesante lo que planteas.
Qué pasa que no queremos hablar frente a frente?

Abrazos preciosa.

 
At 10:08 a. m., Blogger Trini said...

La verdad es que, cada vez que suena mi móvil, se escribe un capitulo de mi vida... Lo digo porque casi siempre es para darme un disgusto, por lo común pequeño, pero que si sumas y sumas son párrafos para ese libro tan enrevesado que, a ver si le ponemos el punto final de una vez y comenzamis a escribir uno nuevo. Espero que más sereno...

No me cuesta comunicarme con quién tengo al rededor, quizás sea una privilegiada. Tengo a mi familia en pleno en el mismo pueblo y nos vemos a diario y con los amigos; practicamente lo mismo. En cuanto a los amigos virtuales no hay más remedio que comunicarse por mail o móvil, pero a veces me tienen que mandar a callar jajajajaja.
En fin, que soy adicta a los mail y le tengo terror a los móviles. Nunca leo la letra pequeña. No sé jugar a videojuegos.Escucho poco la radio.No veo casi nada la tele.Pero ya te digo, me comunico, charlando, hasta por los codos.
Soy rara??

Besitos
http://poemasdeshanna.blogia.com

 
At 1:33 p. m., Blogger Meigo,aprendiz de Druida said...

Excelente reflexión. La pregunta torpe que hago siempre a mis hijos y a quien con una excesiva frecuencia los utiliza: ¿como porras viví yo tantos años sin movil? Lo hemos convertido en un miembro más no ya de la familia, sino de nuestro propio cuerpo, que es peor. Ese bombardeo y ese hablar y no contar, la incitación a consumir por consumir es consecuncia de nuestra estupidez. Fijate hablas de un movil, pues algunos que no se que calificativo usar para definirlos y no molestar, pero yo me incluyo y me llamo estupido a mí mismo, ahora tenemos 3 Una locura.
Un beso, no cambies y disfruta de lo sencillo de la vida. Reivindico los Reyes Magos.
Besos y rosas .

 
At 5:00 p. m., Blogger mixtu said...

tenho móbil por necessidade, estra contactado profissionalmente
comunicar, es partilhar ideas...
textos de nuestras vidas, estay por escribir...
:)

ahora, otras ideas para mi, vale?=

abrazo serrano

 
At 8:03 p. m., Blogger K010T said...

Pues entiendo perfectamente lo que dices y en buena parte lo comparto. Pero, tambien me surge a mi aqui una duda ¿pensarian lo mismo aquellos a quienes les tocó ver nacer los telefonos analógicos, cuando la televisión empezo a invadir nuestros hogares, etc?

No se, culpar a los avances tecnológicos de nuestra falta de raciocinio, me parece muy simplista. Los grandes chefs internacionales jamás usarón un microhondas para preparar sus platos. ¿Se me entiende lo que quiero decir? La voluntad de hacer las cosas de una u otra manera es exclusivamente nuestra. Solo se trata de ofrecernos alternativas, que en algunos casos nos simplifican la vida (y esto no siempre es recomendable claro).

Besos.

 
At 1:01 p. m., Blogger Kepa said...

ODIO el movil!!!!!! por eso muchas veces lo tengo apagado. El libro de mi vida tiene muchas ojas en blanco, otras muchas son negras y oscuras, y en estos momentos la escribo con bolígrafo de color de rosa.

Feliz any nou!!!

 
At 10:59 p. m., Blogger azzura said...

El consumismo y la dichosa fecha de caducidad.. gracias por vuestros comentarios sin desperdicio;) Un abrazo a tod@s!

 

Publicar un comentario

<< Home

hits