lunes, octubre 22, 2007


LAS COSAS NO SON BUENAS NI MALAS
SON EXACTAMENTE COMO TÚ QUIERAS MIRARLAS..



· ¿Qué es la verdad?
· ¿Y la realidad..? ¿Sólo hay una?
· ¿Qué es lo malo qué es lo bueno?

· ¿Qué fué primero, el huevo o la gallina??

21 Comments:

At 10:52 p. m., Blogger Nut said...

Hoy discutía sobre actos buenos y malos, sobre aquello que hacemos que puede hacer sufrir a terceros, ¿debemos dejar de hacer algo bueno por evitar que otro sufra? ¿dónde está la realidad? ¿la verdad del que sufre, o la del que puede evitar el sufrimiento?

Me consuela ver que mis preguntas son también las preguntas de otros, será que estoy un poquito menos loquita de lo que creía...

Un abrazo.

 
At 11:11 p. m., Blogger K010T said...

La subjetividad en su mas pura esencia. Aún hay quien se cree propietario exclusivo de estos terminos. Ilusos....

Me ilusionan tus visitas

 
At 12:13 a. m., Blogger Ansiouxlover said...

Borges decía al respecto: "¿Es Don Quijote Cervantes,...o es Cervantes Don Quijote?"

 
At 12:11 p. m., Blogger el_Vania said...

En el 92, la banda Extreme sacó un álbum que me viene al pelo para contestar a esta pregunta...
Hay 3 caras en cada historia.
La tuya,
La mía,
y la CIERTA.

Nunca nada es verdad o mentira totalmente.

Salud/OS!!

 
At 1:50 p. m., Blogger Bohemia said...

Depende de nuestra condición, de nuestra perspectiva, de nuestro modo de mirar y asimilar la vida...

La foto agobia, pero es chulísima...

Abrazos

 
At 7:54 p. m., Blogger modes amestoy said...

LO DIJO mACHADO MEJOR QUE YO.
La verdad?
no, tu verdad.
Dame la mano
y ven conmigo a buscarla.
Un abrazo

 
At 8:42 p. m., Blogger Darkhorse1974 said...

Interesantes preguntas, depende de la persona. ¿Somos conscientes de que existimos o eso es lo que creemos?

Un abrazo

 
At 9:05 p. m., Blogger Kepa said...

has dado en el clavo!!! cada uno se inventa su propia realidad, y hay que tratar siempre de que sea buena, y no ser negativos

 
At 10:23 p. m., Blogger Conciencia Personal said...

Tengo mi óptica buena y mala. Belleza de fotografía.

saludos.

 
At 8:27 a. m., Anonymous Trini said...

Todo es según el color del cristal con que se mira...
Y, yo añado: y, el ánimo del día.

Besos

 
At 9:11 p. m., Blogger Dédalus said...

No sé qué es la verdad, tampoco sitúo del todo bien lo bueno y lo malo. Y en cuanto al huevo y la gallina... hay quien sostiene que es el huevo quien se vale de la gallina para perpetuarse.
Con esto, querida Azzura, te digo todo.

Besos por el mar.

 
At 11:48 p. m., Anonymous cucoalmeria said...

Lo unico que se, es que pienso luego existo. Saludos.

 
At 12:23 a. m., Blogger erik said...

Je!

¡Vaya dia que tenemos...!

 
At 2:27 a. m., Blogger Niña said...

La verdad? podrías decir que es lo que un grupo de personas crean "correcto".. la realidad? la realidad es.. simplemente.. desconocida, por lo tanto no sabemos cuantas hay.. lo malo, lo bueno? eso lo decide tu cultura, tu "dios".. mmm yo creo q primero fue la gallina jaja tendríamos huevos fritos de ser primero el huevo.. digo yo.. todo esto es especulación..
Qué se yo!
jajaja BESOTEZZ :-*

 
At 12:19 p. m., Blogger almena said...

¿Hay algo real? ¿o todo es ilusorio?
Hoy has dado en el clavo con las eternas preguntas sin respuesta.

Un beso!

 
At 1:09 p. m., Blogger zooey said...

¿Conocer la verdad es útil para ser feliz? Quizá la verdad nos haría callar para siempre. Igual necesitamos artificiosas mañas para comprender al menos, un poco.

Y del bien y el mal... qué pensar si hasta es dudoso que la nieve sea blanca.

Besos, Azzu, siempre haciéndome pensar.

 
At 2:41 p. m., Blogger david santos said...

Gracias por tu belo trabajo.

Envía un Mail para la embajada del Brasil en tu País y habla de la injusticia que los tribunales do Brasil están cometiendo con esta niña.
Gracias.
Viva la solidaridad entre los humanos.

 
At 10:00 p. m., Blogger azzura said...

UN CUENTO! digo que os voy a contar un cuento,muy muy antiguo y que me encanta, no sé si lo he contado aquí alguna vez o en CARPE DIEM. Allá va;
Esta historia habla de un hombre que buscaba la verdad. Le habían contado que la verdad era una joven y bella mujer, seductora como nadie; si uno la encontraba no podía evitar deslumbrarse y enamorarse de ella. Dedicó su vida y su fortuna a viajar por el mundo buscando la verdad.
En cada pueblo, en cada ciudad, en cada parador él preguntaba:
- ¿Está aquí la verdad?
Y siempre le contestaban:
- No, por aquí no ha pasado.
- Nosotros no la conocemos.
- Aquí no está.
- Alguna vez vivió entre nosotros.
Pero nadie le decía por donde seguir.
Después de muchos años llegó a una ciudad muy lejana. Allí un anciano le dijo:
- Estuvo viviendo aquí. Yo mismo viajé desde muy lejos para verla. Lamentablemente cuando llegué ya había partido. Se fué camino de las nieves eternas.
El hombre se preguntó si valdría la pena adentrarse en semejante aventura para conocer la verdad. Después de todo había vivido tanto tiempo sin ella que podría descansar de su búsqueda y nadie que no fuera él, notaría la diferencia. Por otro lado, le habían asegurado que la verdad era tan hermosa, que no querría morirse sin haberle visto la cara, aunque sea una vez..
Después de analizarlo mucho, se dió cuenta que no podría seguir viviendo en paz, si ahora después de todo lo andado abandonaba la lucha por sólo una complicación de comodidad o cobardía.
Compró lo que necesitaba para tan largo viaje y emprendió la marcha.
Debió viajar durante semanas y meses por lugares peligrosos y desérticos. HAciendo frente al frío, al viento, a las tormentas heladas que amenazaban con paralizarlo eternamente. Renovando su apuesta alentado por el bello rostro y el cálido abrazo de la hermosa Verdad.
Una mañana al parar el viento descubrió en el horizonte una primitiva cabaña de troncos de cuya chimenea salía una pequeñísima columna de humo. Hacia allí dirigió su trineo.
Apenas entrar, vió sentada junto al fuego tiritando una mujer muy vieja y arrugada de facciones toscas y piel reseca. Extendía sus temblorosas manos hacia lo que quedaba del fuego que pronto se apagaría.
- No sabe donde puedo encontrar a la verdad? -le preguntó a la viejecita.
La anciana tardó en salir de su letargo, pero mirándolo con sus pequeños ojos ahora grises y casi ciegos le dijo:
- La verdad soy yo. Has venido a conocerme?

..Glupss.. El hombre supo que ésta era la verdad.. Y sintió la terrible decepción de saber que la verdad no era joven ni atractiva, mucho menos bella y seductora. La frustación que se siente cuando lo que se encuentra no es lo que se espera..
Con la cabeza gacha y sintiéndose estúpido por haber llegado hasta allí persiguiendo una ilusión, sólo pudo decir:
- No... si... gracias. Debo volver...- y antes de irse, giró aún para articular esa frase casi obligada;
- ¿Puedo hacer algo por usted?
- Sí,hay algo que puedes hacer -contestó la verdad- dile a todo el mundo que me has encontrado y que soy joven y bellísima...

;)) Cuando la verdad te miente, tu única posibilidad es el cuento!

 
At 1:35 p. m., Blogger fgiucich said...

Las grandes preguntas de la vida que, muchas veces, no tienen respuestas. Abrazos.

 
At 12:29 a. m., Blogger Carlos Leiro said...

Y resbalé por una verdad, caí noches y días por cielos que eran suelos,
O por suelos que eran cielos,
Vi como un no nacido ya tenia su coraza de esperanza.
Vi un pan repartido, vi la sal deshacerse, vi un reparador de cegueras.
Vi la transparencia de un fusil, las lenguas de mil heridas, las miradas cercenadas.
Vi también seis mil cruces y una cruz. Las ausencias atravesándose entre si.
Vi la rabia del asido a una tela harapienta, vi la saliva de toda una vida.
Vi un silencio color rojo jaspeado por dientes y labios.
Vi una flor de mil tiempos hilados por manos secas.
Vi la soledad acariciando cuerpos que tiemblan.
Vi la noche, y a la noche arrancarle un cuello al sol.
Vi huesos y explicaciones de varios tomos.
Vi una calmada luna hacerse gitana y pies.
Vi la imposibilidad de todas las combinaciones de palabras.
Vi pisar un suelo arisco sin llegar a pisarlo.
Vi todos los labios y el pelaje y la crin.
Vi el salvaje filo y mi alejada piel yendo a ser un corazón.
Vi y no vi.
Vi y no hay decir posible.
Solo este instante, sólido y vapor.

 
At 3:11 a. m., Blogger Clarice Baricco said...

Me gustó leer el cuento antiguo.
Tenemos que aprender a mirar.

Abrazos amiga.

 

Publicar un comentario

<< Home

hits